Descendiendo a la altitud de circuito

Hay multitud de consideraciones que van a intervenir en el procedimiento de descenso a un Aeródromo determinado. Algunas de ellas son el confort de nuestros acompañantes, las turbulencias y las consideraciones de nuestro motor.

Evidentemente, si el aire está tranquilo, podremos recuperar un poco de tiempo, empleado de más durante el ascenso. Bastará con bajar la nariz de nuestro avión y reducir ligeramente la potencia. Nos aseguraremos de no sobrepasar las limitaciones indicadas en nuestro Anemómetro. Si podemos hacerlo, un régimen aceptable de descenso, y confortable para los acompañantes, serían 500 pies por minuto.

Otra consideración importante, en aviones Ligeros o ULM, es hacer descensos con mayores regímenes de descenso, pueden causar daños en los oídos y sinusitis. Por tanto, vemos una vez más, que un descenso de 500 o menos pies por minuto contribuye a evitar estas molestias a los pasajeros y a nosotros mismos. A veces, estabilizar el vuelo en medio del descenso también puede ayudar a que los oídos se estabilicen.

Por otro lado, si hay considerable turbulencia en niveles inferiores, nos querremos mantener en el nivel de vuelo de crucero el mayor tiempo posible para evitarla, y comenzar el descenso estando más cerca del Aeródromo de destino.

En Vuelo Visual, podemos elegir las altitudes que más nos convengan; siempre respetando las altitudes VFR. En este caso, podemos decidir llegar a la altitud de transición justo antes de entrar en el circuito de tráfico, para lo cual, estableceremos el procedimiento de descenso adecuado (posición de nariz y ajuste de potencia) para llegar a la altitud deseada.
Una de las grandes precauciones que debemos tener es, que no debemos llegar altos al circuito de tráfico y perder en él el exceso de altitud. Esto nos puede llevar a descender sobre otra aeronave que ya esté establecida en el circuito.

Desde otra aeronave le avisaron de que llevaba un tráfico justo encima de él. Si llegamos con exceso de altitud al circuito, es preferible no entrar y perder el exceso de altitud en las proximidades y luego volver para incorporarse en él. Tampoco es necesario irse muy lejos para perder altitud ni venir desde lejos a la altitud del circuito de tráfico. Pensemos en posibles problemas de motor y la altitud es nuestro mejor aliado en estos casos.

Altitud de crucero menos altitud del circuito de tráfico es igual a la altitud (en pies) que debemos perder. Este resultado lo dividimos entre 500 (pies por minuto) y nos da el tiempo (en minutos) que tenemos para descender. Miramos en el GPS nuestro tiempo de vuelo estimado hasta el Aeródromo, e iniciaremos el descenso cuando el ETE (Estimated Time Enroute) llegue al tiempo de descenso requerido.

Si volamos a un Aeródromo nuevo para nosotros, lo que podemos hacer es cruzar perpendicularmente la pista (1000”), por encima de la altitud del circuito para ver el tráfico que hay, la pista de aterrizaje, las calles de rodadura, la manga de viento, y formarnos una idea clara de lo que vamos a tener que hacer a continuación.

José Manuel de VegaInstructor de vuelo de Aircafly
2017-02-04T18:01:10+00:00

Leave A Comment